Páginas

ESCRITO DE LAS AMPAS COORDINADAS DE TENERIFE (ACTF)

23 junio 2009

NOTA DE PRENSA CURSO ESCOLAR 2008-2009

LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN HACE TRAMPAS
Se pone medallas que no ha ganado - No cumple lo que promete

Las Asociaciones de Madres y Padres Coordinadas de Tenerife quieren mostrar a su profunda preocupación por los recortes presupuestarios que la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias está aplicando en el servicio público de la educación y la política de imposición e improvisación que está guiando las acciones puestas en marcha.

Ante las situaciones que estamos viviendo todos los días en nuestros centros, hoy más que nunca cobra sentido la denuncia de la política absolutamente contradictoria que mantiene la actual Consejera de Educación. Mientras continúa reuniendo a la supuesta Mesa de Calidad, que ha demostrado en la práctica que para lo único que ha servido es para gastar dinero y bendecir las propuestas de la Administración, al mismo tiempo asistimos a un notable empeoramiento de la oferta educativa en los Centros de Enseñanza de carácter público y a una derivación de muchos recursos a la privada-concertada, permitiéndoles que mantengan sus privilegios con financiación pública.

Entre las importantes medidas puestas en marcha que afectan a la calidad de la escuela pública canaria, destacaríamos:

El anunciado aumento de las ratios de los grupos y de los grupos mixtos, de cara al curso 2009/10.

La irresponsable reducción de los ciclos formativos. Según los datos denunciados por los centros educativos, sindicatos, ayuntamientos, cabildos… de llevarse a cabo lo previsto para el curso 2009-2010, desaparecerán un total de 44 ciclos formativos, lo que afectará a más de 1000 alumnos/as, que tendrán que, en el mejor de los casos, desplazarse a otro municipio, incluso a otra Isla, para cursar la formación que desean, o bien estarán obligados a decantarse por otro tipo de formación. El Plan Canario de Formación Profesional ha recibido reparos importantes tanto del Consejo Escolar de Canarias como del Consejo Económico y Social de Canarias. Éste último ha subrayado que con los datos que ha recibido de la Consejería de Educación no se puede asegurar que se vaya a llevar a cabo dicho Plan debido a la falta de previsión económica.

La eliminación de la oferta de algunas lenguas en la Escuelas Oficiales de Idiomas y de todos los cursos específicos, que estaban destinados a que los profesionales (sanitarios, policías, bomberos...), medida perniciosa para el sistema productivo canario basado en gran medida en la industria turística. Pero además, el borrador de orden de evaluación propuesto por la Consejería rebaja los niveles de exigencia propiciando que el alumnado termine su formación en las EOI con un dominio deficiente de la lengua estudiada.

La supresión de una segunda lengua extranjera en primer curso de bachillerato a partir de este curso 2008-09 contrasta con la cacareada promoción que la Consejería dice hacer de las lenguas extranjeras, haciendo oídos sordos a demandas y propuestas de asociaciones profesionales y asociaciones de padres y madres. Nos parece incongruente que sea sólo en Canarias donde se lleva a cabo esta suspensión del segundo idioma en primero de Bachillerato, mientras se incluye en segundo, lesionando uno de los principios básicos del aprendizaje del idioma que es la continuidad en el mismo.
Hemos de denunciar que esta Consejería, con este tipo de medidas, está impidiendo que nuestros hijos e hijas progresen y compitan con igualdad de oportunidades en las enseñanzas superiores y que en la incorporación a la vida laboral dominen más de una lengua extranjera, lo que les permitiría su progresión social en una comunidad como la nuestra, en la que el turismo es su principal motor económico.

Los centros educativos públicos no han recibido todavía la dotación presupuestaria para funcionamiento correspondiente al primer semestre del año 2009. Se vuelve a generar las situaciones de débito producidas en el segundo semestre del 2008 en el que los centros recibieron la partida para dicho semestre los primeros días de diciembre. ¡Algo inconcebible en otros ámbitos!

Además de, por normativa, no cubrir las bajas del profesorado de menos de 15 días, en los últimos meses, en demasiados centros se está viviendo la no cobertura de bajas de periodos mayores, con el consiguiente déficit de atención educativa al alumnado afectado.

La Orden que establece el procedimiento de obtención de plazas y las bases de concesión de subvenciones para comedores escolares, se publica un día antes de la finalización de la matrícula de Infantil y Primaria. Y un rápido repaso a la misma deja en evidencia que la atención que la Consejería de Educación dedica a este importante servicio está muy alejada de las necesidades de los usuarios de la educación pública y que la concepción del servicio del Comedor como un espacio educativo de calidad, donde el alumnado, además de comer, pueda desarrollar hábitos saludables, prácticas correctas de alimentación… no entra dentro de los Planes de Calidad de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias.
Así mismo, se echa en falta un compromiso de la Consejería para ampliar la oferta de plazas y de comedores. El número de plazas a adjudicar a cada centro sigue marcándola la Administración, y no las necesidades de cada centro; no se contemplan plazas para el alumnado que cursa estudios en centros que no disponen de comedor (realidad aplastante para los chicos y chicas de Educación Secundaria Obligatoria), ni se amplía el número de comensales que puedan comer gratuitamente, dada la situación de emergencia social a la que está conduciendo la crisis económica en este momento, que está revirtiendo en un mayor número de solicitudes de gratuidad en los centros, para las que los Consejos Escolares no disponen de medios para atender.
Por último, tanto la obtención de plaza como la concesión de subvención, se establece a partir de la declaración del IRPF relativa a dos años atrás. Creemos que es evidente que para muchas familias, la situación económica es, en la actualidad, totalmente distinta a la expresada en la solicitud.
En relación a la calidad del servicio, insistimos una vez más que las actuales ratios de 35 niños y niñas de Primaria y 25 niños y niñas de Infantil, que en muchos casos se sobrepasan, impiden una atención educativa de calidad; y que el logro de un servicio de Comedor como espacio educativo de calidad pasa ineludiblemente por la dignificación laboral y formación del personal laboral y por la rebaja de las ratios alumnado/auxiliar de comedor.

· La Acogida Temprana constituye otro importante servicio presente en nuestras escuelas y que ayuda a conciliar la vida laboral y familiar. Al inicio del presente curso 2008/09, cuando la Consejera anunciaba la pretendida novedad de la Acogida Temprana como una de sus medidas de calidad, una representación de las AMPAS de Tenerife ya contestábamos que no era de recibo que una “medida estrella” de la Consejería de Educación siguiera recayendo en las Asociaciones de Madres y Padres, que ya llevábamos bastantes años realizándola, la mayoría sin ningún apoyo institucional.
Hoy, partiendo de los datos facilitados por la propia Consejería, se confirma que el 80% de los servicios de Acogida Temprana están gestionados por las asociaciones de madres y padres (de 309 centros de Infantil y Primaria que ofrecen este Servicio, en 238 de ellos son las AMPAS las encargadas de la gestión y sostenimiento). Por tanto, nos reafirmamos en la falta de seriedad y sensibilidad de esta Consejería, que gasta el dinero público en anunciar esta medida en los medios de comunicación, mientras sobrecarga de trabajo burocrático a las Asociaciones de madres y padres y obliga a las familias a “rascarse los bolsillos” durante siete de los diez meses del curso escolar, adelantando el dinero que el mantenimiento puntual de este Servicio conlleva, puesto que las subvenciones no fueron ingresadas a las AMPAS por la Consejería hasta abril de 2009.
Pero, nuestro asombro crece cuando comprobamos como, de forma callada, la Consejería de Educación no sólo no asume la gestión de este Servicio de cara al curso 2009/10, sino que pretende rebajar el nivel de cobertura de la Acogida Temprana para el próximo curso. Según las partidas presupuestarias contempladas en la Orden por la que se convocan subvenciones a las Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado sostenidos con fondos públicos, para desarrollar la medida de calidad "Acogida Temprana", de 238 centros del curso actual, con uno o dos grupos, con horarios de 1 a 2 horas, se pasará a cubrir, como máximo, a 217 centros con un solo grupo, de una sola hora. Es decir, los números cantan: reducción de servicios, en el número de centros que puedan beneficiarse, en el número de alumnos y alumnas en cada centro, y en el tiempo de cobertura del servicio.
Es evidente que estos hechos chocan frontalmente contra los intereses de las familias, que necesitamos una ampliación de este Servicio y que éste sea financiado y gestionado por la Consejería de Educación. Si se quiere poner medallas que haga realmente el trabajo y no lo deje en manos de las Asociaciones de Madres y Padres.

· Otro Servicio, que según la Consejería de Educación, mejora cada año es el transporte escolar. No estamos nosotros tan seguros de esta afirmación. Por lo pronto, algunos hechos nos hacen cuestionar esa afirmación: el alumnado de educación infantil no tiene derecho al mismo. Por lo tanto, el acceso de las niñas y niños de 3 a 5 años queda siempre a criterio de la Consejería de Educación. Esto conlleva, por ejemplo que a alumnado de 3 y 4 años de caseríos de Anaga, en los que las Escuelas Unitarias ya han sido cerradas, no se les facilite el transporte escolar por parte de la Consejería aludiendo que la “educación infantil no es obligatoria”.
Casos de privación de transporte también nos encontramos con el alumnado de 3º y 4º de la Educación Secundaria Obligatoria, que siempre están a expensas de que el número de alumnos y alumnas de 1º y 2º dejen huecos libres en la guagua escolar. ¡Inadmisible!.

· Por último, las AMPAS Coordinadas de Tenerife denunciamos el recorte encubierto de la financiación de las actividades extraescolares de tarde en los centros educativos públicos. Atendiendo a la partida presupuestaria destinada, en la Orden antes citada, a estas actividades en conjunto con las actividades dirigidas a los padres y a las madres, que es de 621.000 euros, y al número de colegios públicos de Educación infantil y Primaria (650) y de Secundaria (300) si las cuentas no fallan, podremos contar con muy poco dinero para el desarrollo de las mismas. Por si es poco, también hemos de denunciar que en esta convocatoria se incluye a los centros privados concertados, lo que supone una descapitalización de la enseñanza pública.
A lo que hemos de añadir la dejación de responsabilidades que algunos Ayuntamientos están haciendo, como es el caso de Santa Cruz de Tenerife, pasando a suspender su compromiso económico con la organización de actividades extraescolares en los centros de su municipio.
En resumen, estas medidas claramente perjudican la educación ofertada desde la escuela pública. ¿A esto llaman calidad educativa?

En suma, las Asociaciones de Madres y Padres Coordinadas de Tenerife denunciamos que las políticas de la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canaria desde hace ya varios años, pero más notablemente en las dos últimas legislaturas, favorecen a la escuela concertada en detrimento de la escuela pública tanto en educación infantil, primaria y secundaria obligatoria, como en bachillerato y formación profesional.

La situación descrita deja evidente que las madres y los padres estamos llamados a hacer una reflexión sobre la importancia de defender nuestro sistema público de educación y nuestra participación en su desarrollo.

Y a las asociaciones no nos queda otra opción que pensar en movilizarnos para defender nuestro derecho a una Educación Pública de Calidad. Tenemos que exigir un compromiso de la Administración en incrementar los recursos humanos y materiales y en desarrollar políticas coherentes que garanticen el éxito escolar de nuestros hijos e hijas en el ámbito de la Escuela Pública Canaria, la escuela de todas y todos.

Sabemos que nuestra fuerza se halla en el mantenimiento de unos justos principios, en la defensa de un derecho fundamental para nuestros hijos e hijas y en la perseverancia en nuestras reivindicaciones. El logro de nuestros objetivos está en no perdernos en la individualidad, en no olvidar que el impulso del cambio emana de la coordinación y el apoyo mutuo de todas aquellas personas y colectivos que hoy estamos por defender el servicio público de la educación. A partir de hoy nuestra denuncia se ha de convertir en un nuevo proyecto de cambio.


AMPAs Coordinadas de Tenerife