Páginas

AMPAS COORDINADAS DE TENERIFE (Rueda de prensa)

11 agosto 2009

NOTA DE PRENSA CURSO ESCOLAR 2008-2009

LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN SUSPENDE Y NECESITA MEJORAR


Para ofrecer una EDUCACIÓN PÚBLICA DE CALIDAD


Valoración de la gestión del curso que termina y propuestas para el próximo

Durante el curso 2008-09 hemos asistido a un deterioro creciente del servicio público de educación en Canarias y al constante lavado de cara de la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deporte del Gobierno de Canarias por medio de declaraciones a los medios de comunicación, pero principalmente en la sección noticias de su página web, que alaban la labor realizada y encubren los errores cometidos.

En este fin de curso 2008-09 queremos poner sobre la mesa los temas que nos preocupan, aunque nos detengamos en cuatro de ellos de forma más especial. Como AMPAs, nos preocupan los siguientes:
- El incremento de las ratios alumnado-profesorado, llegándose hasta 28 alumnos por aula en Educación Infantil y Primaria. Tal situación nos retrotrae a décadas pasadas y nos coloca en desventaja para los objetivos de calidad.
- La restricción de plantillas y el incumplimiento con la obligada sustitución del profesorado cuando existen ausencias por enfermedad o de otro tipo, lo cual afecta directamente al alumnado. Estamos viendo como se suprimen apoyos, se reducen optativas, se eliminan modalidades de bachillerato, incluso desaparecen programas de atención a la diversidad y a las necesidades educativas especiales.
- El retraso de la puesta en marcha de la Educación Infantil de 0 a 3 años en la Oferta Educativa Pública, de tal manera que hoy aún no se garantiza el acceso gratuito y la dotación de personal y medios adecuados para su implantación.
- La generalización y garantía de acceso a todos los servicios complementarios: comedor, atención temprana, refuerzos educativos y actividades extraescolares, entendiendo éstos como complementos educativos necesarios y permanentes, sin restricción de acceso a los solicitantes.

Otra educación pública es posible. Por ello, las familias, madres y padres, demandamos nuevos planteamientos por parte de la Consejería de Educación, si es que ésta quiere dar respuesta a los problemas sociales y a las necesidades del sistema educativo canario. Asimismo, queremos llamar especialmente la atención sobre los recortes en la oferta de Formación Profesional, la reducción de subvenciones para actividades extraescolares, el deterioro de la oferta del servicio de comedores escolares y las nefastas consecuencias del uso del sistema de tarjetas para la adquisición de libros de texto.

1. Los recortes en la oferta de Formación Profesional. La reestructuración de la oferta de FP se ha vendido desde la Consejería de Educación como un necesario ajuste al mundo laboral y la mejora de la eficiencia del sistema de FP en Canarias.
Un análisis detenido de lo sucedido nos lleva a denunciar que asistimos:
a un recorte presupuestario: la nueva oferta es más barata, le cuesta menos dinero a la Consejería de Educación, que la vigente el curso 2008-09;
a la devaluación de la oferta formativa: aumentan los Programas de Cualificación Profesional Inicial –de menor nivel formativo- y la enseñanza a distancia –normalmente menos exigente;
al perjuicio de la enseñanza pública en Canarias a favor de la enseñanza privada: se han recortado Ciclos Formativos en centros públicos pero NINGUNO en centros privados concertados; y
a un proceso de manipulación de la información por parte de la Consejería de Educación: por ejemplo, se habla de mantenimiento de la oferta (número de plazas) pero no se reconoce la devaluación de la misma (se ofertan más PCPI y Ciclos en la modalidad a distancia pero se recortan CFGM y CFGS en la modalidad presencial); se proclama que en septiembre habrán más de 11.000 plazas disponibles pero no se dice cuál ha sido la tendencia el respecto los últimos cursos, ni se publican datos por centro que explicarían el número de plazas disponibles, tampoco se difunde que en muchos institutos en junio se han “sorteado” plazas de FP debido a que la demanda para algunos ciclos era muchísimo mayor que la oferta.

¿Qué proponemos?
(a) que en septiembre de 2009 se amplíe la oferta formativa de FP, la Consejería de Educación tiene autoridad para hacerlo;
(b) que las autoridades educativas escuchen a los centros que imparten formación profesional y han visto disminuida su oferta formativa;
(c) que el curso 2009-10 se decida la oferta del bienio 2010-12 en un proceso de discusión y búsqueda de soluciones con todos los agentes sociales, atendiendo también la opinión de las familias;
(d) que se evalúe el desarrollo e incidencia de la oferta de FP del curso 2009-10 cualquiera que ésta, finalmente, sea; la Consejería de Educación dispone de medios para hacerlo.

2. Los recortes en las subvenciones para actividades extraescolares. Hemos comprobado como la Consejería de Educación ha restringido las subvenciones para actividades extraescolares. Actualmente el conjunto de centros públicos tienen menos disponibilidad de dinero.
Los datos de que disponemos, contrastables en documentos oficiales publicados, apuntan en la dirección contraria a las declaraciones públicas de responsables de la Consejería (ver Anexo I: Datos que demuestran el recorte de subvenciones para actividades extraescolares por parte de la Consejería de Educación):
el curso 2008-09 se ha suprimido la subvención a los Cabildos para actividades extraescolares: los Cabildos han dispuesto de 512.671,45 € menos para subvencionar dichas actividades;
el presupuesto destinado a subvencionar actividades extraescolares coordinadas por las AMPAs se ha mantenido desde el curso 2006-07 al curso 2009-10, pero como en todo ese período no se ha aumentado el presupuesto conforme al IPC (Índice de pecios al consumo) interanual y para el curso 2009-10 los centros privados pueden acceder a subvenciones de actividades extraescolares que están en el mismo monto, la cantidad de dinero dedicado por la Consejería de Educación a actividades extraescolares ha disminuido año a año;
el presupuesto destinado a subvencionar actividades extraescolares en la convocatoria de proyectos educativos de mejora ha disminuido a más de la mitad para el curso 2009-10 (curso 2008-09: 775.000 € / curso 2009-10: 300.000 €);
el curso próximo los centros educativos de Canarias dispondrán de 575.000 euros menos que el curso 2008-09 para hacer frete a los proyectos educativos de mejora relacionados directamente con las familias (modalidades: actividades extraescolares y participación de la familia) (ver Anexo II: Drástica disminución del presupuesto dedicado por la Consejería de educación a los Proyectos educativos de mejora);
para el curso 2009-10 no se contarán con los 300 becarios (930.000 euros) para actividades extraescolares con los que se contaban en el presente curso (08-09) a través de subvenciones de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias. Serán las AMPAS las que tendrán que afrontar los gastos con sus propios recursos, si es que disponen de ellos.

¿Qué proponemos?
(a) que el curso 2009-10 y siguientes se convoquen ayudas para actividades extraescolares para los Cabildos Insulares;
(b) que para el curso 2009-10 la Consejería de Educación aumente la subvención para actividades extraescolares, teniendo en cuenta la progresión del IPC desde el año 2006;
(c) que a partir del curso 2010-11 se aumente la subvención para actividades extraescolares, al menos, considerando el IPC interanual;
(d) que para el curso 2009-10 se aumente el presupuesto destinado a subvencionar actividades extraescolares en la convocatoria de proyectos educativos de mejora en la medida que se hizo el curso 2008-09;
(e) que se simplifiquen los trámites para solicitar subvenciones para actividades extraescolares;
(f) que se ponga en marcha la convocatoria de becas para el desarrollo de actividades extraescolares, para que los colegios vuelvan a disponer de becarios.

3. El deterioro de los comedores escolares. La Consejería de Educación se ufana de que los comedores son un apoyo a las familias y que están ofreciendo un servicio público de calidad.
Los datos de que disponemos señalan que, más bien:
se está potenciando un modelo de comedor de subcontratación;
se mantiene un esquema rígido de gestión con criterios iguales para centros desiguales lo cual va en perjuicio de la equidad social y de la escuela pública.

¿Qué es lo que proponemos?
(a) que la Consejería de Educación mantenga y cuide todos los comedores y en especial los de gestión directa, y que los nuevos comedores que cree sean de esa naturaleza;
(b) que disminuya la ratio/número de estudiantes por auxiliar y que vele porque se cumpla;
(c) que se permita el acceso al comedor escolar al alumnado de otros centros cercanos y que se atienda la demanda con independencia del nivel educativo: Infantil, Primaria o Secundaria;
(c) que se tomen las medidas necesarias en todos los comedores escolares para que sean un auténtico espacio de aprendizaje;
(d) que la subvención a los comensales atienda adecuadamente las circunstancias económicas y sociales del alumnado, valorando de manera racional los ingresos económicos de la familia;
(e) que aumente el número de comedores escolares, incluyendo la atención a las necesidades del alumnado de secundaria.
(f) que los centros cuenten con el número de plazas que corresponda a las necesidades de las familias, tantas plazas como solicitantes.
(g) que se dote a los centros del número de auxiliares de comedor necesario, respetando, como mínimo, las ratios establecidas.

4. Las nefastas consecuencias de la política de tarjetas electrónicas para la adquisición de libros de texto. La introducción de las tarjetas como procedimiento para la compra de los libros de texto subvencionados se ha presentado como una medida de apoyo a las familias y de eficiencia en la gestión.
Nada más lejos de la realidad. Aparentemente se trata de una medida que mejora el proceso de adquisición de libros de texto por parte de las familias, la realidad es otra. Padres y madres, AMPAs y equipos directivos que tienen que lidiar con las tarjetas lo ven de otra manera. Las tarjetas tienen consecuencias bastante negativas:
suponen un recorte efectivo de la subvención a favor de la iniciativa privada -quienes se benefician de la medida son las asociaciones de libreros y las cajas de ahorro-;
supone la entrega gratis a entidades de ahorro de una enorme base de datos personales, muy útil desde le punto de vista comercial;
conlleva que los equipos directivos de colegios e institutos tengan que dedicarle mucho tiempo, más del deseable, a la gestión de las tarjetas y de los libros de texto; el sistema anterior, de gestión directa de la subvención por los centros era mucho más fácil de gestionar;
significa que la Consejería da una subvención menor por alumno y que las familias tienen que pagar más consiguiendo menos libros (ver anexo: A modo de ejemplo);
promueve una visión de los libros como propiedad privada de las familias, no como propiedad colectiva de los centros escolares y su comunidad educativa;
el curso pasado significó el retraso en la compra de libros de texto para muchos estudiantes lo cual puede repetirse el curso próximo.
En todos los aspectos señalados el sistema anterior –gestión directa de la subvención para libros de texto por parte de los centros- es mejor.

¿Qué proponemos?
(a) que se subvencione totalmente a las familias que tienen menos recursos;
(b) que para el curso 2009-10, o a más tardar para el curso 2010-11, se supriman las tarjetas y la gestión de la subvención la realicen directamente los centros educativos;


Hay otras muchas cuestiones que reclaman atención, como el retraso en la liberación a los centros escolares de los fondos de sus presupuestos semestrales por parte de la Consejería de Educación, o la deficiente gestión que producen buena parte de las aplicaciones informáticas que utilizan los centros y que ha puesto en funcionamiento la Consejería de Educación los últimos lustros, o la imperiosa necesidad de muchos centros de apoyo administrativo en la figura de un administrativo a tiempo completo o a tiempo parcial. Sin embargo, hemos preferido centrarnos en los cuatro temas descritos por su relevancia en este momento, y por su impacto a medio y largo plazo en la calidad de la educación pública. Hemos lanzado propuestas de mejora aplicables. A otros toca recogerlas.

La Laguna, a 29 de julio de 2009.
AMPAs Coordinadas de Tenerife

















A modo de ejemplo:


Caso: Instituto con 88 estudiantes de 1º de ESO


Curso 2007-08

Sistema: gestión directa por parte del instituto

Subvención de la Consejería de Educación por alumno de 1º de ESO: 135€

Libros que se compraron por alumno: 5 libros

Costo de cada libro: 135 : 5 = 27€


Curso 2008-09

Sistema: gestión por medio de tarjetas de una entidad bancaria

Subvención de la Consejería de Educación por alumno de 1º de ESO: 100€

35€ x 88 alumnos = la Consejería de Educación puso 3.080€ menos que el curso anterior

Libros que se compraron por alumno: 4 libros

27€ x 4 libros = 108€ ---- cada familia se gasta 35 euros más que el curso anterior

35€ x 88 alumnos = las familias se gastaron 3.080€ más que el curso anterior